3 días en la playa

Por fin ha llegado la famosa Golden Week, una de las festividades más importantes de Japón. No se celebran eventos especialmente relevantes, sino que la mayoría de japoneses aprovechan para viajar por Japón – y congestionar las carreteras, por supuesto-. Vamos, como Semana Santa.

En mi caso me propusieron un plan de naturaleza y duración poco definidos, basado en playa+acampar. Sin tener mucha idea de dónde me metía ni cuando qué día iba a volver a casa, acepté sin pensarmelo. Después de un par de horas en una furgoneta cargada de tablas de surf, llegamos a una playa al oeste de la prefectura, donde empezaron 3 increíbles días disfrutando de buena compañía y pasándolo bien: he hecho surf por primera vez en mi vida,  jugamos al frisbee, nos bañamos en el mar, nos pusimos morenos, nos quemamos, acampamos en el bosque, des-acampamos y acampamos en la playa porque el bosque estaba prohibido, hicimos hogueras, las saltamos, tocamos la guitarra, hicimos barbacoas, comimos malvaviscos (nubes) tostados en la hoguera, nos desplazamos a otra playa surfera, …

Lo mejor de dormir en la playa es que en Japón el sol sale a las 5, por lo que a las 7 de la mañana la luz te despierta. Gracias a ello, aprovechas el día, por lo que estos 3 días los he vivido como unas vacaciones en toda regla. Una de las mejores cosas que he hecho en Japón, aunque por supuesto no supera a la del Musical Genki